Díaz, Juan

DESDE EL OTRO LADO DE LA LUZ

No es fácil escribir sobre lo que uno hace y vive. No es fácil cuando lo que prima en nuestra sociedad es el pragmatismo que, ayudado por la ciencia y la tecnología, organiza vidas de tal manera que el ocio solamente es negocio, centros comerciales, televisión basura, manipuladores que nos dejan sin memoria, manipuladores de masas que tratan de robarnos esos espacios de silencio necesarios para la creación, para escuchar el sonido del viento, para perdernos en la distancia, para la poesía, la música, la pintura, para la diversión natural del ser humano sin estar supeditado al apoyo artificial. ¿Qué sucedería si la tecnología en la que nos apoyamos para andar en esta sociedad se marcha sola? ¿sabríamos andar con libertad, desde la libertad, cuando nos hemos olvidado de ella? Afortunadamente a mi me queda la pintura. El lenguaje que utilizo, la tribuna que es la pintura, sus formas, son solamente una manera de exteriorizar lo que, con el devenir de la vida, he ido interiorizando; en este sentido he querido estar por encima de las modas del momento haciendo caso omiso a lo que estas me dictan. Un paisaje, una nube, una playa, son algo más que un mero encanto decorativo; son algo más que un momento encontrado, “arrestati, sei bello” decía Fausto en su Mefistófeles, sí es algo más que simplemente bello. Es un espacio vacío que requiere de la sensibilidad del espectador para llenarlo y así llegar al otro lado de la luz donde la realidad es esencia, es humo evanescente, es bruma que acaricia la montaña, es huella, es luz y futuro, es …el espacio para la inmensidad, para la creación desde la nada.

JUAN DIAZ 2007

< VOLVER

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies