Al contar del Duero. Beatriz Díaz Ceballos

Al contar del Duero, de Beatriz Díaz Ceballos, nueva exposición al aire libre en Aranda de Duero.

 

Un año más y ya son tres, el Iltre. Ayuntamiento de Aranda de Duero ha tenido a bien contar con Galería Rodrigo Juarranz para comisariar una nueva exposición al aire libre en el entorno del barrio de San Juan. La artista invitada es Beatriz Díaz Ceballos, ovetense residente en Valencia, licenciada en Bellas Artes por la Facultad de San Carlos de Valencia.

Al contar del Duero es el título de la muestra, que consta de diez obras a las que Ceballos denomina “poemas”, de mediano y gran formato (la más grande de 4 metros) realizadas en hierro al carbono por la empresa arandina MIR. Inspirada en los monumentos y patrimonio de la villa, Beatriz Díaz entiende que éstos retienen la memoria, el pasado, pues son los que permanecen en el tiempo mientras que las personas pasan. Así, quiere extraer su historia, quiere hacerlos hablar, contar lo que saben. Y lo consigue mediante fuentes, cataratas de letras que fluyen de los muros de San Juan, Santa María y de la Casa de las Bolas. Pero también manan, surgen bajo sus piedras en un guiño de complicidad hacia el transeúnte. Cinco poemas exentos salpicarán la calle que une ambos templos, creando un recorrido que no dejará indiferente al espectador.

Por otro lado, en el espacio de la Galería, en la planta sótano del Centro Comercial Isilla,  se  muestra una retrospectiva de Beatriz Díaz Ceballos, en la que puede verse la evolución de la joven artista que desemboca en las maquetas de las obras urbanas.

Beatriz Díaz Ceballos.

La memoria requiere de espacios o habitáculos para almacenarse. El receptáculo humano es limitado, se reduce a la propia existencia. Pero hay otros contenedores de memoria que trascienden a varias generaciones. Así surge la nueva etapa de Beatriz Díaz:poemas. Usando las letras, algo propiamente humano, la artista de voz a los monumentos, paredes, piedras y calles que han estado ahí siglos. ¿Qué historias contarán? De amor, guerras, desastres, alegrías… Fuentes, cascadas de letras que fluyen animando al espectador a imaginar y, con ello, completar la obra.

< VOLVER